Mis libros de cocina

Desde 2014 no me encontraba en España en el día del Libro; este año, me hacía especial ilusión estar en este día aquí. Me encanta el ambiente, perderme por las librerías, las firmas de libros, las charlas y ¡hasta las rosas! El destino ha querido que pase este día tan señalado sin poder salir de casa pero festejar hay que fetejar así que aquí van mis libros favoritos de cocina.

1- Cocina india vegana, Richa Hingle (Gaia Ediciones)

Si te gusta la comida india este es tu libro. La edición está muy cuidada con tapas duras y muy buenas fotografías.

Además, no sólo va de recetas. También hay un montón de información; necesaria ya que la cocina india es un mundo a parte; sobre las especias, el equipamiento… Vamos completo 100%

Mi favorito: Gobi musallam, colifror asada con salsa de makhani (propuesta como  “Platos principales”)

 

2- Hazana. Recetas vegetarianas de origen judío, Paola Gavin (editorial Cincotintas)

Este libro fue una gran sorpresa. Nunca me había sentido interesada por la comida judía especialmente (desconocimiento, supongo) hasta que una de mis hermanas me regaló esta joya.  Tapas duras y edición cuidada de calidad. El único libro de las lista vegetariano (el resto es vegano)

Antes de empezar con las recetas se explica las diferentes fiestas judías y un poco de historia y cultura judías. Un libro de historia a través de la comida. Maravilloso.

Mi favorito: Kugel de patata y zanahoria (propuesta como segundo plato)

 

3- Cocina vegana, Virginia García-Lucía Martínez (Ediciones Oberon)

Me parece un libro genial para aquel que quiere empezar con una alimentación vegana o que siente interés por este tipo de dieta. Tiene una introducción muy completa y amena sobre este tipo de alimentación; y un apartado final con los datos nutricionales de cada receta.

Si quieres hacerte una idea del trabajo de Virginia antes de decidirte para comprar el libro visita su blog. Comparte un montón de recetas e ideas. Lucía también es muy activa online personalmente me encata su podcast “Zumo de araña” (con Aitor Sánchez)

Mi favorita: Tortitas de calabacín y maíz (propuesta para  “Tapas y picoteo”)

 

En inglés

1- Easy Vegan Breakfast & Lunches, Maya Sozer (Page Street Publising Co.)

Creo que es un libro perfecto para los que no suelen cocinar o buscan algo rápido y fácil para hacer. Las recetas son sencillas y con variadas.

Tapas semiblandas y fotos de calidad con las recetas y los ingredientes bien explicados.

Mi favorita: Cream of spinach pockets (propuesta como desayuno rápido)

2- Kenko Kitchen, Kate Bradley (Hardie Grant Books)

Un gran variedad de recetas, algunas de ellas muy elaboradas otras tan fáciles como hacer una bebida sana y refrescante, dentro de un libro de tapa dura con una edición minimalista y efectiva.

Mi favorita: Green pumkin curry with crispy black rice cakes (propuesta para cena)

 

Todos estos libros me encantan y a veces los leo en busca de inspiración o, simplemente, para disfrutar de las fotos y sus ediciones. Y  a ti ¿también te gusta leer libros de cocina o eres de los que piensan que son sólo una guía para cocinar?

 

 

Lasaña vegana (con guisante texturizado)

He celebrado mis 37 primaveras en medio de la cuarentena por la crisis del Covid19; pero he de decir, que mi lasaña vegana está tan buena que no he echado en falta salir a festejar por ahí 😉

 

Ingredientes para los rellenos:

  • Guisante fino texturizado                       – Tomate triturado (natural)
  • Ajo                                                                – Aceite
  • Cebolla                                                        – Sal
  • Chalota                                                        – Pimienta negra
  • Calabacín                                                    – Cúrcuma
  • Puerro                                                         – Laurel
  • Zanahoria                                                   – Perejil

 

 

Ingredientes para la bechamel

Ingredientes para hacer una bechamel vegana y sin gluten. Chusa Cuendias. Santander, marzo 2020
Ingredientes para hacer una bechamel vegana y sin gluten
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Maizena
  • Bebida de avena
  • Rallado sabor mozzarella para gratinar

 

 

 

 

 

Las láminas para la lasaña las compré (lo de hacerlas frescas para otro momento…) Fíjate que no lleven huevo en los ingredientes (si no encuentras, pues con huevo… tu lasaña será vegetariana 😉 )

 

Para el relleno de la base de abajo hacer un sofrito con cebolla, puerro y zanahoria (en taquitos muy pequeños) Cuando el sofrito esté listo añades tomate triturado y sobre este cúrcuma, pimienta y sal. Remover bien y cocinar un par de minutos más (aprovecha para comprobar si tienes que rectificar de sal)

 

 

Para el relleno del medio pasar vuelta y vuelta el calabacín por la sartén; que no se haga mucho, sólo darle el toque (acabará de hacerse en el horno) Te recomiendo que las rodajas sean de un grosos generoso, para que tengan consistencia dentro de la lasaña.

El relleno de arriba es la joya de la corona: el guisante texturizado fino. Es la primera vez que trabajo con este producto y ¡me ha encantado! El sabor, la textura… ideal para boloseñas. Primero hay que hidratar el guisante durante 20 minutos en agua hirviendo (yo le añadí también, una hoja de laurel) Hacer un sofrito con ajo, cebolla y chalota; cuando ya esté casi hecho añadimos el guisante (escurrir muy bien) Cocinamos estos ingredientes durante un par de minutos y añadimos el tomate triturado. Sobre el tomate, antes de remover añadir cúrcuma, pimienta y sal) Remover todo y un par de minutos más.

 

La bechamel vegana la hice siguiendo la receta de Idea Vegana

 

¿Cómo organizarse para hacer todos estos pasos? 

1- Mientras se hidrata el guisante texturizado fino se hace el relleno de abajo

2- Reservar el agua del guisante para hervir las placas de pasta. Mientras se hace el relleno de arriba comenzar a hervir las placas de pasta

3- Se monta la base y se pasa el calabación por la plancha

4- Acabar de montar la lasagana y al final hacer la bechamel y añadir (no olvidar el rallado de mozzarella para introducirlo al horno)

 

Los rellenos pueden hacerse el día antes y dejarlos en la nevera (de hecho a mi me gusta más así porque creo que tienen tiempo a coger más sabor)